¿Qué protector solar necesita una piel atópica?

Solares

Pieles atopicas en Verano

Una piel atópica necesita un protector solar de la misma manera que durante el resto del año se le aplican productos específicos para pieles atópicas. De lo contrario, las mejorías que el verano proporciona a las pieles atópicas no se reflejará.

¿Cómo afecta el verano a las pieles atópicas?

La dermatitis atópica es una afección de la piel que se manifiesta con sequedad, rojeces y descamaciones o eccemas que pican. Es muy común que los niños la padezcan y los primeros síntomas aparecen sobre los 4  meses.

El verano es una buena época para muchos de los niños (y adultos) que tienen piel atópica ya que la sequedad de la dermis es menor y el picor disminuye. En ocasiones, la época estival hace que la piel mejore tanto que parece que el problema cutáneo haya desaparecido. Sin embargo, para otras personas, la playa y la piscina pueden empeorar esos eccemas. Sea cual sea el caso, siempre debe seguirse el tratamiento y aplicar cremas solares específicas para pieles atópicas.

¿Cómo debe ser una crema solar para pieles atópicas?

  1.  Tiene que tener una índice de protección alto tanto en pieles claras como en niños. Si tienes una piel a partir del fototipo 4, puedes usar una protección media.
  2. Escoge una crema solar hidratante para calmar la piel. Sin perfumes, ni conservantes, ni alérgenos (asegúrate que sea una loción solar hipoalergénica o formulada para minimizar el riesgo de alergias.
  3. Debe incorporar ingredientes calmantes y nutrientes como la vitamina E.
  4. Vigila que sea resistente al agua ya que los niños siempre sueles preferir estar a remojo que bajo la sombrilla.
  5. Fíjate que cuente con filtros de alta eficacia que combinan micropigmentos y filtros orgánicos para una mayor resistencia al agua. Cuidados Pieles atópicas

Cuidados generales para pieles atópicas

  1. Las pieles atópicas deben limpiarse frecuentemente para eliminar sudores e impurezas además de calmar los picores.  y con agua templada en baños cortos de 5-10 minutos. Una buena higiene hará que el tratamiento tópico penetre mejor y sea más efectivo. Muy importante después de estar en conctacto con el cloro de las piscinas.
  2. Evita usar manoplas o esponjas que irritarán la piel y seca cuidadosamente la piel del niño con suavidad.
  3. Vestir con ropa holgada y de tejidos naturales y no utilizar suavizante en el lavado de ésta.
  4. Evita los cambios bruscos de temperatura así como una calefacción alta que resecará la piel.
  5. Si la piel está irritada, airéala pero sin que el sol incida directamente.
  • 0 1

  • (1 votes, average: 4,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *