Cómo aplicar tu crema facial para que sea más efectiva

Cosmética

La piel del rostro es la más sensible y la que merece más mimos, pero quizá no apliques la crema facial de un modo correcto y eso haga que los efectos no sean tan efectivos. En tu rutina diaria de limpieza facial igual que es importante saber qué tipo de cremas son las adecuadas para tu piel, es saber cómo aplicarlas en tu rostro. No se puede hacer de forma rápida y de cualquier manera.

Aplicando el hidratante de manera correcta, se activará la circulación y hará que aumenten los resultados. También es importante seguir un orden concreto de todos los productos que utilices en tu rutina. La aplicación, debe de ser del producto más ligero al más denso o cremosos: limpieza facial, tónico, sérum (si es necesario), crema y protección solar.

El sérum es un tratamiento reestructurante anti-edad  que penetra en la piel y proporciona vitamina C y E mejorando el aspecto, con una cara más tersa y luminosa. Ayuda a hidratar la piel desde dentro ya que los ingredientes penetren hasta las capas más profundas de la piel. Para aplicarlo se debe de colocar una pequeña cantidad en los dedos y repartirla en las manos, desde el interior hacia el exterior del rostro, sin masajear.

Uno de los puntos más importantes es tener el rostro bien limpio. Debemos lavarnos la cara por la mañana y por la noche con un jabón limpiador para pieles secas, o leche desmaquillante para pieles grasas, antes de aplicarnos nuestros productos. La suciedad, como el sudor, funciona como barrera, se acumula en los poros produciendo exceso de sebo y las células muertas van generando una capa que impide que los principales activos de la crema no sean igual de efectivos al no facilitar su absorción completa. Una exfoliación periódica ayuda a que la piel esté más receptiva a los ingredientes de la crema.

Después de tener la piel limpia usar un tónico adecuado para tu tipo de piel ayuda a balancear el pH de la piel, aliviarla y a limpiar profundamente los poros para que la crema penetre mejor en la piel siendo más efectiva.

Cuando vayamos a aplicar la crema debemos elegir la cantidad justa para que se absorba con facilidad, al ir aplicándola notarás como se va absorbiendo y si necesitas más. La dermis absorbe lo suficiente, el resto lo que hará es obstruir los poros, obstaculizando la oxigenación de la piel y provocando brillos.

Cómo aplicar nuestra crema facial

Para aplicar la crema nos colocaremos pequeñas porciones en las diferentes zonas del cuello y la cara: frente, pómulos, nariz y barbilla. Para extender la crema lo haremos masajeando con movimientos circulares de forma ascendente hasta que se absorba en su totalidad, para evitar la pérdida de firmeza. Del centro hacia afuera del rostro en sentido perpendicular a la arruga. El masaje estimula la circulación y la oxigenación de la piel.

  • Comenzaremos por el escote, aplicando una pequeña cantidad en los dedos y la extendemos con movimientos circulares ascendentes y hacia fuera, subiendo progresivamente hasta el cuello con la ayuda de ambas manos.
  • Continuaremos con la cara, por la zona del mentón. Desde la zona de la barbilla hacer movimientos circulares hacia afuera a ambos lados hacia las orejas con suavidad.
  • En los labios la dirección será desde el centro hacia las comisuras, con movimientos circulares.
  • Para la zona de los pómulos, empezamos por debajo de ellos y ascender con movimientos circulares hacia las orejas.
  • En la zona central, en la nariz siguiendo el tabique hacia la frente, primero hacia un seno y después hacia el otro seno nasal.
  • Para el contorno de ojos deberemos de aplicar otro producto específico, ya que esta zona es especialmente sensible. La crema que utilicemos deberá aplicarse a base de toquecitos, desde el lagrimal hacia el exterior. Insistiendo  en la zona de las arrugas o marcas de expresión, haciendo movimientos circulares, y trabajando de manera ascendente, de esta manera se ayuda a luchar contra los efectos de la gravedad a la vez que mantenemos tersa nuestra piel.
  • Por último, la frente. Dibujando círculos con las yemas desde el centro hacía afuera. Las arrugas que salen en esta zona son horizontales, extenderemos la crema partiendo de la zona del entrecejo, en sentido vertical y ascendente hasta la zona del crecimiento del pelo.

Dedicándole un poco más de tiempo podremos sacarle el máximo a nuestra crema. Con una hidratación adecuada, una dieta y hacer ejercicio regularmente, ¡conseguiremos lucir estupendas!

 
  • 0 1

  • (1 votes, average: 5,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *