Cómo aplicar el contorno de ojos bien

Cosmética

La piel que rodea el ojo sufre más de 12.000 contracciones al día, debido al parpadeo. Por eso, si no está bien hidratada, aparecen las primeras arruguitas y patas de gallo. Y para eso, sentimos deciros que no vale sólo con la crema hidratante facial.

El día a día, el sol, el viento, las horas delante del ordenador, dormir poco…son factores que influyen a la hora de mostrar un contorno de ojos más apagado o hinchado. Para evitarlo, el contorno de ojos necesita unos cuidados específicos. Al contrario de lo que se suele pensar, la piel que rodea los ojos tiene suficiente grasa pero necesita una hidratación distinta debido a su extrema sensibilidad, y un correcto drenaje para eliminar los líquidos que pueden acumularse dando lugar a las temidas ojeras. Para ello: nada mejor que un buen contorno de ojos.

Ahora bien, no vale sólo con un buen producto. Tenemos que saber también como aplicarlo.  El contorno de ojos, deberá de aplicarse dos veces al día: una por la mañana y otra por la noche, y siempre con la piel limpia y desmaquillada. La aplicación de la mañana nos ayudará a preparar la piel para el maquillaje y la de la noche es ideal para que tu piel asimile todos esos principios mientras dormimos.

La manera  de aplicar depende del efecto que queramos conseguir. Si lo que buscamos es eliminar las bolsas bajo los ojos, lo mejor es aplicarlo desde la sien hasta el lagrimal, hacia dentro, de forma que facilitemos el drenaje natural de la piel. Si lo que queremos disimular son las ojeras, debemos hacerlo al contrario, desde dentro hacia fuera, para suavizar las líneas de expresión.

Eso si. Lo que siempre tenemos que tener en cuenta es que el contorno de ojos se aplica siempre con pequeños golpecitos con el dedo anular, para evitar presionar demasiado y masajeando sin frotar, dando toquecitos ligeros para que el producto penetre en la piel.

Otro detalle a tener en cuenta y que a menudo confundimos es el lugar de aplicación del contorno. Este producto se ha de aplicar sobre el hueso orbital, bajo el ojo, nunca en la ojera ni sobre los parpados. Basta con aplicar dos gotas para cada ojo y aplicar a pequeños golpecitos con tu dedo anular. Disfruta de una mirada joven, relaja y un tono de piel más uniforme.

  • 0 1

  • (1 votes, average: 5,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *