10 consejos para cuidar tus poros

Cosmética

Los poros son aberturas de la piel que tienen la función de facilitar la transpiración para que el cuerpo pueda calmar las temperaturas con el sudor, eliminar toxinas por medio de la transpiración e hidratarse, entre otras funciones. A veces observamos que los poros de nuestra cara están más dilatados de lo normal, esto puede dar a la aparición de puntos negros, acné y la sensación de una piel maltratada. La “zona T”, que se compone de frente, nariz y barbilla, es la más afectada. La piel tiende a acumular más suciedad y se mezcla con la grasa de la piel. El mayor problema es la dificultad que hay para cerrar el poro o disminuir su tamaño.

Las causas de la aparición de puntos negros más frecuentes:El tipo de piel que tengas. Es muy importante saber qué tipo de piel tienes ya que cada una necesita un cuidado diferente. En las pieles secas los poros son casi imperceptibles, en cambio en piel mixta o grasa tiende a aumentar el tamaño de los poros ya que la piel gruesa produce más cantidad de sebo, hace perder la elasticidad, que retenga impurezas y células muertas, por ello los poros se abren para poderlas eliminar.

  • Los genes. Si tus padres tienen los poros dilatados o sufrieron de acné, serás más propenso a padecer éste problema.

  • Cómo cuidas tu piel. Es importante el cuidado que tengas con tu piel. A diario nuestro cutis se enfrenta a la contaminación, las altas temperaturas, la grasa que nosotros mismos producimos y hace que se acumulen impurezas obstruyendo la transpiración de nuestra piel, haciendo que los poros de abran y no se puedan volver a cerrar. Así como la exposición continua al sol y sin protección, la piel pierde elasticidad y colágeno, haciendo que los poros se agranden. Por eso tenemos que preocupar mantener la piel limpia, hidratada y protegida.

  • Estilo de vida. El estilo de vida que llevamos también influye en nuestro cutis. Tenemos que mantener una dieta saludable compuesta por frutas y verduras, que aportan antioxidantes y minerales. Mantenernos hidratados bebiendo mucha agua, evitando bebidas azucaradas y cargadas de cafeína. Es importante dormir lo suficiente para que las células se produzcan y recuperen manteniendo la piel sana.

Consejos para reducir los poros

  1. Higiene facial. Debemos de tener una rutina diaria: lavar la cara profundamente con agua y gel limpiador dos veces al día (especialmente si te maquillas) con agua tibia, nunca caliente. Se puede utilizar toallas o lociones astringentes que eliminan la grasa y evita que los poros se obstruyan. Sus principios activos normalizan el pH cutáneo y regula el exceso de grasa, cerrando los poros dilatados. Al no estar compuesta por alcohol sino por ingredientes naturales de acción astringente, limpian profundamente la piel sin resecarla.
  2. Gel limpiador. Substituye el jabón al lavar tu cara por un gel para eliminar la suciedad, el aceite y el maquillaje sin resecar la piel ni obstruir los poros.
  3. Hidrata. Después de lavar tu cara debes aplicar un hidratante nocturno o un hidratante diurno. Si tu piel es grasa utiliza una formula sin aceites.
  4. Productos acuerdo a tu piel. Es importante conocer el tipo de piel que tienes ya que tienen diferentes necesidades. Según cual tengas precisara más atención, cuidado y utilizar lociones y productos de limpieza especiales. Evita productos con alcohol, podrían irritar tu piel.
  5. Consume vitamina C. Es un perfecto antioxidante que evita efectos dañinos en nuestra piel y la reafirma.
  6. Exfoliar. Exfoliar la piel mantiene los poros limpios y libres de impurezas, evita que las células muertas y la suciedad obstruyan los poros y provoquen acné o puntos negros. Exfolia tu cara no más de dos veces a la semana para asegurarnos que estamos eliminando la suciedad y haciendo lucir una cara más suave y bonita.
  7. Protege. Media hora antes de salir de casa utiliza una crema hidratante con un mínimo de FPS de 15 para prevenir los daños del sol aunque no vayas a exponerte directamente a él.
  8. Baño de vapor. El baño de vapor ayuda a abrir los poros por un tiempo, lo que permitirá eliminar las células muertas de la piel y la grasa antes de que vuelvan a su tamaño normal. Pon agua a calentar en una olla y cuando hierva, apagas el fuego y acercas tu cara, tapándote la cabeza con una toalla. Enjagua con agua tibia y seca cuidadosamente. Es recomendable una vez a la semana.
  9. Aplica una mascarilla. Cada quince días aplica una mascarilla. Puede ser después del baño de vapor ya que los poros se encuentran abiertos y tendrá mejores resultados. Las más recomendables son las mascarillas de arcilla, porque acaban con el acné y absorben el exceso de grasa. También puedes hacer tu propia mascarilla con clara de huevo que ayuda a deshacer el exceso de aceites y tonificar la piel.
  10. Maquillaje. En verano cuanto menos maquillaje mejor, los cosméticos deberán ser suaves y para tu tipo de piel. Utiliza la crema hidratante como base de maquillaje para evitar colar suciedad. Siempre hay que desmaquillarse antes de irse a dormir, ya que éste favorece la dilatación de los poros y el envejecimiento prematuro. Limpia tus utensilios de maquillaje para eliminar toda la grasa y bacterias que pueden almacenar.

Aunque los poros siempre seguirán ahí, puedes reducirlos y evitar que sean visibles a simple vista. Siguiendo estos pasos lucirás una piel más fresca y tonificada. Pero hay que ser constantes ya que si no nos ocupamos de ellos se volverán a llenar de suciedad y grasa haciendo aparecer puntos negros.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *