Los secretos mejor guardados de Silvia Abril

Noticias

Silvia Abril es conocida por su exitosa carrera como actriz, su buen carácter y su sentido del humor. Pero su primer libro no tiene nada que ver con su faceta artística sino con algo más personal: nos habla en primera persona de cómo se toma las cosas en la vida, de cómo cuida su cuerpo con la alimentación y el deporte, o de cómo autogestiona sus emociones… En definitiva, de cómo vive e intenta que vivan los que la rodean para tener preparado el cuerpo y la mente para lo que se avecine.

Silvia Abril parte de una experiencia muy concreta que le cambió la vida. Durante muchos años intentó, sin éxito, quedarse embarazada. Después de algunos tratamientos de fertilidad fallidos, y cuando estaba a punto de tirar la toalla, un amigo le habló de Xevi Verdaguer, psiconeuroinmunólogo. Xevi llegó por sorpresa a su vida y ahora se ha convertido en uno de los mejores amigos de la familia. Con él descubrió que era intolerante al gluten y que la alimentación que llevaba estaba afectando a su aparato reproductor. Realizó una transformación en su dieta, y al cabo de un mes, se quedó embarazada. «Por probar no perderás nada», le dijo. Y no sólo no perdió, sino que ha ganado otra vida, y obtenido la mejor recompensa que podía recibir: su hija Joana.

Los nuevos alimentos para la salud

Después de un cambio de alimentación y de seguir algunos consejos, en poco tiempo consiguió su esperado y deseado embarazo. Durante el embarazo, la actriz decidió seguir introduciendo nuevos alimentos, porque se sentía mejor y con más energía, y se dio cuenta de que no quería volver a sus hábitos anteriores, ya que, en sus propias palabras, «me cuidaba, pero me estaba intoxicando sin saberlo».

silviaabril_post2 En Como a mí me gusta, Silvia Abril nos cuenta de primera mano su experiencia, por qué y cómo introdujo estos cambios, la importancia de los productos de proximidad y de la conexión con la naturaleza. Incluye una selección de sus mejores recetas, agrupadas por estaciones del año para poder encontrar fácilmente los ingredientes de temporada, nos sugiere pautas de alimentación y ofrece numerosos consejos y trucos que nos animarán a alimentarnos de forma sana y adecuada, a hacer ejercicio, a cuidar nuestro cuerpo y a potenciar los hábitos saludables. Silvia nos cuestiona en cada página: ¿Te atreves a cambiar de vida?

Consejos saludables para principiantes

  1. No necesitas comprar todo lo que venden en los centros de alimentación biológica y saludable para ser más healthy.
  2. Hay cantidad de propuestas saludables a buen precio, pero como en todo, hay que estar al tanto.
  3. No hay que imaginarse el cambio de vida como algo drástico. Todas las modificaciones se pueden introducir progresivamente. Si hemos llegado a la vida adulta con estos hábitos, démonos un poco de margen para dejarlos atrás.
  4. Todo es cuestión de equilibrio. A medida que avances por este nuevo camino de vida saludable (y cada cual lo hará a su manera) encontrarás la fórmula que te haga feliz y satisfaga tus necesidades. Debes escucharte, mimarte y apreciar cada uno de los pequeños cambios que experimente tu cuerpo. Y lo más importante: siente cómo fluye.
  5. Olvídate de sentirte culpable, evidentemente, no pasa nada si en alguna ocasión caemos en la tentación y recuperamos alguno de los antiguos hábitos.
  6. Mira en tu interior y quiérete. Se trata de querer y cuidar nuestro cuerpo con una buena alimentación. Puedes empezar introduciendo sólo una comida saludable al día, quizá un desayuno o una cena, y poco a poco irás apreciando y valorando los beneficios, y te atreverás a ir ampliando este nuevo estilo de vida.
  7. 7. Y sobre todo: NUNCA OLVIDES PASÁRTELO BIEN. Es básico. No vale la pena agobiarse porque sólo conseguirás dejarlo a medias y abrir la puerta para que te visite la temida culpabilidad. Hay que disfrutar cocinando, saboreando cada una de las comidas que preparas y sobre todo, enorgullecerte de todos los beneficios que obtengas.
  8. Un consejo: organízate. No hagas aquello de no ir a la compra, porque te aviso: ¡la tentación más peligrosa vive en una nevera vacía!

Las recetas de Silvia Abril

1. Revuelto de aguacate con tostada de trigo sarraceno. Un desayuno completísimo para mañanas de mucho trabajo y muy movidas.

  • 1 aguacate 2 huevos 1 cucharada de postre de aceite de coco 2 o 3 anchoas en salazón Perejil Germinados de puerro, alfalfa o brócoli Semillas de sésamo, lino o chía Aceite de oliva Sal
  1. Corta el aguacate a dados.
  2. En una sartén, pon un poco de aceite de coco y saltea el aguacate ligeramente.
  3. Bate los huevos, añade el aguacate, el perejil fresco y una pizca de sal. Ten cuidado con la sal, porque al añadir las anchoas troceadas se incrementará la intensidad del plato.
  4. Haz el revuelto en la sartén en la que has salteado el aguacate, hasta que el huevo quede cuajado; puedes cocerlo más o menos tiempo según tu gusto.
  5. Sírvelo con unos brotes de germinados y semillas por encima.Acompaña el revuelto con unas tostadas de trigo sarraceno. Para cocinar el revuelto, comienza con las claras batidas y añade las yemas en el último momento, pues así las claras quedan bien cocidas y las yemas no perderán sus propiedades.

EL APUNTE NUTRICIONAL: Es un desayuno tan bajo en hidratos y tan rico en grasas saludables que no necesitarás comer nada hasta el mediodía.

2. Ensalada de patatas con mayonesa de anchoas

    Yo creía que la patata engordaba muuuucho, pero por lo visto no es así: si la cocinas de un día para otro o la dejas enfriar pierde poder calórico, se digiere mejor y es más saludable. ¡Cuántas cosas se aprenden!, ¿verdad? Esta ensalada es una fiesta de colores, ¡no te la pierdas! Ingredientes (para 4 personas):
  • ● 4 patatas medianas ● 1 pimiento verde ● 1 pimiento rojo ● ¼ de col lombarda ● 4 huevos duros ● 12 tomates cherry
 

Para la mayonesa

  • ● 1 huevo ● Aceite de oliva ● 1 diente de ajo ● 2 filetes de anchoa en salazón ● Perejil
  1. Hierve las patatas con piel, escúrrelas y enfríalas en la nevera. Mejor si las cueces el día anterior. Cuando se hayan enfriado, pélalas y córtalas a dados.
  2. Hierve los 4 huevos, no más de 8 minutos, y déjalos enfriar.
  3. Corta los pimientos a dados.
  4. Pica la col lombarda a dados muy pequeños.
  5. Corta los tomates por la mitad.
  6. Haz la mayonesa triturando el ajo, un huevo, las anchoas, el aceite de oliva y el perejil.
  7. En un bol grande, coloca las patatas, los huevos duros partidos por la mitad y el resto de ingredientes cortados.
  8. Sirve la ensalada acompañada de la mayonesa de anchoas y perejil.

¿Qué beneficios te aporta? Por un lado, el color lila de la col indica la presencia de polifenoles, muy beneficiosos para la microbiota, y, por otro, la ensalada de patata es una opción mucho mejor que la típica ensalada de pasta, porque la patata, al enfriarse, tiene menos carga glucémica, contiene almidón resistente tipo 3, muy beneficioso para las mucosas y bacterias intestinales, estimula la  saciedad y mejora la sensibilidad de la insulina.

Fotos: Albert Armengol

  • 0 1

  • (2 votes, average: 5,00 out of 5)
    Cargando…

Hay un comentario publicado

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *