Darek Dabrowski, la perfección hecha hombre

Noticias

Dariusz Dabrowski, Darek, nació en Polonia en 1980, en una ciudad junto al mar. Trabajó como socorrista cuando era un adolescente y a los 18 años descubrió el body fitness, con el que llegó a competir como profesional a nivel nacional; sin embargo, eligió seguir con sus estudios y se graduó como profesor de Educación Física. Más tarde fue presentador de un reality show para la televisión polaca, lo que le dio popularidad en su país. Un día, decidió cambiar de aires para aprender un idioma y tener una nueva experiencia. De este modo, se trasladó hace unos 10 años a España. Perfectamente asentado entre nosotros, en la actualidad trabaja como modelo.

CUÍDATE: ¿Qué echas de menos de Polonia?

DAREK: Fundamentalmente a mi familia y amigos, en especial a mi madre. Aunque hablo con ellos a diario, tenerlos más cerca es algo que me gustaría. Los paseos por los parques y el centro histórico de Varsovia también lo echo en falta.

C.: ¿Qué es lo primero que haces al despertarte?

D.: Nada más despertarme pego un salto de la cama y pongo música. Por la mañana, me levanto con mucha energía, lleno de vida y positividad. Por eso me encanta que el ambiente me invite a continuar con mi rutina diaria.

Adoro despertarme pronto, con alegría, y con una gran sonrisa. Lo segundo que hago es desayunar. Un cuerpo tan grande necesita mucho alimento. Un vaso tibio de agua con limón y miel, mi papilla para hombres que preparo la noche anterior, un buen café con aceite de coco, y directos al “cole”. Bici, jogging, o entrenamiento en sala, me esperan cada día.

C.: ¿Cómo llevas que tu belleza natural cause admiración?

D.: La verdad que siempre me ha sorprendido que mi belleza cause admiración. Los ojos con los que yo me miro, no son los mismos ojos con los que me miran los demás. Siempre hemos oído que no valoramos lo que tenemos, o al menos no lo consideramos tan grande como lo puedan considerar desde fuera. Quizás gracias a ello, he podido aprender a ver con otros ojos y a valorar otro tipo de belleza. A pesar de ello, los halagos siempre son bien recibidos, ¿A quién le amarga un dulce?

C.: ¿Qué rutina sigues para mantener tu excelente forma física?

D.: Work out es mi lema de vida. El cuerpo es la materia más agradecida que hay. Por ello, cuidarlo es imprescindible. Además de una alimentación sana, es necesario un cuidado físico correcto basado en una rutina de ejercicio diario. El deporte es mi pasión y este año esquiar y los partidos de tenis formarán parte de mi nueva rutina. Nunca digo no a la posibilidad de poder experimentar nuevos deportes; y si, además, puedo disfrutarlos en compañía, mejor. Durante muchos años, y la mayoría de las veces, solía practicar deporte solo. Sin embargo, hoy en día he descubierto una nueva modalidad que me divierte más: “compartir ejercitando el cuerpo”. El objetivo que da forma a todos mis cuidados es también el de poder ser un padre joven, con la suficiente energía y vitalidad como para poder inculcarles los valores del deporte y la salud a mis hijos.

C.: ¿Cómo cuidas tu alimentación?

D.: ¡Somos lo que comemos! Tengo ciertos alimentos básicos que nunca faltan en mi dieta. Los lunes organizo mis comidas de toda la semana. Para empezar tengo que comer cada tres horas. Por tanto, esto no es una tarea fácil. Las semillas y la fruta son las protagonistas en mi desayuno. El pollo lo es a la hora de comer y las ensaladas lo son para la cena. Intento evitar los hidratos de carbono y sustituirlos por proteínas cuando es posible. No me falta el té entre horas y mis batidos altoprotéicos. Como soy muy goloso he aprendido a hacer unos deliciosos dulces con esta sustancia: claras de huevo y nada de grasa. Los fines de semana soy como un niño, si quieres hacerme feliz, llévame a cenar. Adoro comer.

C.: ¿Te gusta cocinar?

D.: Cocinar nunca fue algo que me apasionara. Lo hago y hacía por necesidad. Además, acostumbro a hacerlo cada día. Debido a mi dieta estricta, he desarrollado un tipo de cocina muy peculiar. Cocino y como para alimentarme, no para saborear. Poco a poco estoy conociendo una forma de cocinar diferente, con el fin de disfrutar sin preocuparme de nada más. Este tipo de cocina tiene cabida durante los fines de semana. Cuando hace frío, llueve y es invierno preparar una buena merienda dulce, es el mejor plan.

C.: Háblanos de tus actuales proyectos profesionales.

D.: Durante mucho tiempo he estado apartado del mundo del corazón. Volver no es algo que descarte. Siempre y cuando sea de una manera limpia y sana. Siempre suelo decir que no me gusta hablar de mis proyectos hasta que se cumplan. Ciertamente, estamos en un momento sociopolítico que conlleva una gran incertidumbre en la que nos encontramos todos.

Sin embargo, es un buen momento para redireccionar mi vida laboral hacia donde siempre quise llegar, el mundo empresarial. Formarme en este campo, adoptar nuevas aptitudes y desarrollar habilidades que tenía dormidas, me llevan la mayoría de mi tiempo profesionalmente hablando. Con todo y con ello, ser feliz, cuidar de mi chica, superarme cada día y trabajar conmigo mismo para ser mejor persona son mis principales prioridades.

C.: ¿A qué te gustaría dedicarte cuando se acabe tu carrera como modelo?

D.: En línea con lo que explicaba en la pregunta anterior, estoy desarrollando y valorando diferentes vías de negocio a explotar en este país. Vivimos en un mundo de constantes cambios, fundamentalmente tecnológico y supeditado por la era digital. Transformar clásicos negocios en digitales pienso que es el futuro.

Estoy trabajando duro para que, cuando acabe mi carrera como modelo, pueda dedicarme de lleno a un proyecto que nace desde cero y que me permita compatibilizar con la vida familiar que sueño con formar.

C.: Darek es tu nombre “artístico”, pero ¿quién se esconde detrás de Dariusz Dabrowski? Descríbelo, por favor.

D.: Detrás de Darek se esconde un hombre maduro. Guerrero. Valiente y capaz de luchar para conseguir aquello que me hace feliz. Siempre consigo todo aquello que me propongo. Soy una persona de firmes propósitos y que jamás me rindo a la primera. Pero detrás de esta armadura de hierro, me deshago en ternura y cariño, especialmente con mi pareja.

Mi madre siempre me educó dentro de unos valores basados en la honestidad y lealtad con las personas que te rodean. En Polonia, las madres siempre educan a sus hijos para ser caballeros. Detalles como abrir la puerta del coche, ayudar a ponerse el abrigo y preparar el desayuno es algo que me sale de forma innata. No podemos olvidar que detrás de un gran hombre hay una gran mujer.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *