Álex Gadea: trabajo y espíritu de sacrificio

Noticias

Recientemente lo hemos visto en la alfombra naranja del FesTVal de Vitoria presentando su nuevo proyecto ‘Tiempos de Guerra’ cuya trama amorosa protagoniza junto a Amaia Salamanca y acaba de estrenar en Antena3. En la ficción, el actor da vida a Andrés, un oficial del ejército español, que abandona Madrid para combatir en el norte de África. Además, desde el pasado mes de abril está de gira por España con la obra de teatro Cyrano colgando el cartel de ‘No hay entradas’ allá por donde va. Hablamos con el protagonista de la revista CUÍDATE de octubre.

CUÍDATE: Alex enhorabuena por tu interpretación de Christian de Neauvillete en la obra Cyrano de Bergerac. Para ti que abandonaste tu Alzira natal con 18 años para trasladarte a Madrid y asistir a la Academia de Arte Dramático de Cristina Rota, ¿es este un sueño hecho realidad?

A.G.: Muchas gracias. Sin duda cada pasito y cada proyecto al que me voy sumando hacen realidad el sueño que empezó con dieciséis, diecisiete años. Quería vivir de un oficio tan bonito como duro al mismo tiempo. Y cuando me llegan buenos personajes y buenas historias uno es consciente del privilegio que supone.

CUÍDATE: Estrenas temporada con un nuevo proyecto 'Tiempos de Guerra' basada en la conocida como 'Guerra de África'. Además de la realidad del hecho histórico, los actores habéis tenido que imaginar y preparar este viaje fascinante para cada uno de los protagonistas de la serie ¿Cómo ha sido vivir dentro de un suceso real de la historia de España?

A.G.: Ese para mí es uno de los mayores estímulos de este oficio, la posibilidad de vivir y acercarte a otras realidades a otra época, encarnar a personajes tan diversos y tan diferentes a ti. En este caso, la guerra de Marruecos para mí fue unos de los episodios más turbios de la historia de nuestro país donde hubo miles de muertos y donde incluso durante mucho tiempo trató de ocultarse. Desde luego nunca se ha hecho en la ficción y ese es uno de los grandes alicientes que tiene esta serie. La documentación para 'Tiempos de guerra' ha sido fascinante.

 

CUÍDATE: La serie cuenta con un gran elenco de actores como José Sacristán, Alex García, Alicia Borrachero, Verónica Sánchez o Amaia Salamanca, entre otros ¿Te sientes privilegiado de formar parte de ese equipo?

A.G.: Estoy acompañado por un elenco de actores fabulosos. Es un regalo y al mismo tiempo un aliciente. Trabajar con gente a la que admiras te hace crecer como profesional.

CUÍDATE: El público está expectante y las redes sociales se han revolucionado tras la presentación de la serie en el FesTVal de Vitoria ¿Da miedo no cumplir con las expectativas o es una motivación?

A.G.: Siempre que estrenas un trabajo estás expuesto a la crítica. Es cierto que en 'Tiempos de guerra' la promoción ha sido tan brutal que las expectativas son muy altas, pero nosotros confiamos mucho en lo que hemos hecho. Cada integrante que forma el equipo de esta serie se lo ha dejado todo.

CUÍDATE: Para financiar tus estudios tuviste que trabajar duro como camarero, zapatero, empleado de un call center... ¿Qué queda de aquel chaval?

A.G.: La capacidad de trabajo y el sacrificio de seguir creciendo me han acompañado desde que supe que quería dedicarme a esto. Aquellos eran trabajos de supervivencia, pero como actor la exigencia todavía es mucho mayor porque lo que hiciste ayer mañana ya no te vale. Creo que en eso no he cambiado, soy exigente conmigo mismo.

CUÍDATE: Has hecho cortos, spots publicitarios, películas, series de televisión nacionales como 'El comisario', 'La Lola', 'Cazadores de hombres' u 'Hospital Central'. Sin embargo, el reconocimiento popular a nivel nacional no llegó hasta 2011 con tu papel también protagonista, Tristán Castro Montenegro, en 'El secreto de Puente Viejo' ¿Estabas preparado para el éxito?

A.G.: No se está preparado para el éxito. Un día haces un trabajo que ve mucha gente y en el siguiente proyecto no ocurre lo mismo. Es algo muy voluble, viene y se va. Es mejor no tenerlo muy presente.

 

Muy personal

Un recuerdo: La primera película que alquiló mi hermano en el videoclub del barrio que era 'La historia interminable'.

Una canción: La misión de Ennio Morricone.

Un olor: La lluvia de otoño.

Un sabor: El del arroz seco de pato con verduras.

Un sitio para perderse: Uno que todavía no conozca.

Un sueño por cumplir: Que encuentren la cura del cáncer.

Lee la entrevista al completo en nuestra revista CUÍDATE de este mes.

  • 0 1

  • (1 votes, average: 5,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *