Cómo tratar el envejecimiento de la piel

Belleza

antiedad1_post

El envejecimiento de la piel se empieza a notar a partir de los 25 años. Es entonces cuando los signos del tiempo, se dejan notar en la dermis. Todas las zonas sufren las marcas del tiempo, sin embargo; la cara es una en las que son más visibles a causa de la gran exposición al entorno tanto en verano como en invierno.  Los principales signos visibles del envejecimiento son las arrugas, la pérdida de firmeza y la pérdida de densidad.

Principales signos visibles de la edad

  1.  Las arrugas. Estos surcos de la piel son los primeros que se identifican con los signos de la edad. El día que aparece la primera arruga o la primera cana, crees que el mundo va a acabarse. Las primeras en aparecer, finas y pequeñas, lo hacen en el contorno de ojos, las llamadas patas de gallo. Les siguen las líneas de expresión de las mejillas y la frente así como entre las cejas. Los pliegues que aparecen alrededor de la nariz y la boca son más profundas.
  2. Pérdida de volumen. En este caso, el aspecto de la cara general cambia. La piel adquiere un aspecto caído y la expresión facial presenta una apariencia triste.
  3. Pérdida de densidad. La piel se vuelve frágil y más fina. Es un signo del envejecimiento que afecta sobre todo a mujeres en edad postmenopáusica y a toda la cara en lugar de a zonas determinadas. La disminución de densidad va de la mano a la de una menos luminosidad y a un aspecto apagado de la piel.

Otros signos de la edad en la piel son las manchas por una exposición excesiva al sol, también llamado fotoenvejecimiento, y la despigmentación progresiva de la piel a causa de una menor producción de melanina. Además, con los años la piel pierde hidratación, así que se vuelve seca y áspera. Por otro lado, los poros se hacen más visibles.

Factores que aceleran el envejecimiento de la piel

Hombres y mujeres envejecen de manera diferente. Factores como la producción hormonal y la capacidad de afrontar sobrecargas específicas como el embarazo y la lactancia, hace del organismo femenino uno más resistente al paso del tiempo, pero no inmune. El estilo de vida influye sobre los efectos de la edad en la piel.

- Alimentación. Una dieta desequilibrada y con falta de antioxidantes, así como el exceso de azúcares y grasas malas dará un aspecto apagado y triste a la piel. Aumentar el consumo de frutas y verduras mejorará el aspecto y retrasará el envejecimiento de la piel.

- El Sol. La exposición prolongada al sol y no utilizar protección, harán que la piel envejezca e incluso pueden aparecer manchas, acelerar la aparición de arrugas y la despigmentación de la piel.

- Cuidado de la piel escaso. Utilizar productos inadecuados al tipo de piel o realizar limpiezas faciales incompletas en que no se retira todo el maquillaje o suciedad que la piel acumula a lo largo del día castigará la dermis. Por tanto, es importante limpiar la piel antes de irse a dormir ya que, aunque no usemos maquillaje, la contaminación se adhiere a ella.

- Tabaquismo. De la misma manera que la contaminación, el tabaco y sus componentes como la nicotina y los productos químicos aceleran los efectos negativos de la exposición al sol  y da lugar al estrés oxidativoantiedad2_post

DNA de Postquam, tu aliado contra las arrugas

Si bien el paso del tiempo no puede detenerse, unos buenos hábitos y cuidados ayudarán a sobrellevar mejor el envejecimiento cutáneo, disminuyendo sus signos y proporcionándote un mejor aspecto.

Los productos de la gama DNA de Postquam con ácido hialurónico y zinc carbonate, aportan hidratación y reducen las arrugas e imperfecciones del rostro. Son ideales para el cuidado diario de la piel y ayudan a regenerar el tejido cutáneo así como a recuperar elasticidad.

Aplicar cremas anti arrugas de un modo correcto potenciaran su efecto rejuvenecedor. Incorporar productos que retrasan el envejecimiento y adoptar unos hábitos saludables se reflejará en una aspecto más saludable y joven de tu piel.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Loading...

Hay 2 comentarios

  • El envejecimiento de la piel debe tratarse siempre de dos formas simultáneas. La primera y para mi la más importante es nutrir y alimentar nuestro interior con un buen aporte de nutrientes adecuados a cada etapa de la vida, luego ayudaríamos con ejercicio físico que nos ayudaría a mantenernos ágiles, elásticos y con un peso adecuado

    • Hola Aurora,

      Me parece una muy buena reflexión. Cuidarse de forma global, ésta es la filosofía.

      Que pases un buen día.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *