3 consejos para un vientre plano y un culo 10

Belleza

Vientre plano

Llega la hora de quitarse la ropa, lucir vientre plano y disfrutar del buen tiempo. Empiezan las preocupaciones y hay que ponerse en forma. La operación bikini está en marcha y esto es lo que tienes que hacer para lucir tipazo.

Reduce calorías y luce cuerpazo

Para estar en plena forma en verano se debe empezar con unos tres meses de antelación una dieta equilibrada. La nutricionista Azahara Rodríguez nos descubre las claves de una dieta balanceada para cumplir con este objetivo. Es importante reducir los dulces y evitar el alcohol que contienen mucho azúcar y calorías. Beber dos litros de agua es esencial, combinarlos con infusiones ayudará a eliminar toxinas. Por otra parte, debemos asegurarnos de seguir una dieta equilibrada, llena de frutas y verduras y procurar consumir granos completos, más saciantes y con más nutrientes.

Objetivo: vientre plano

Si queremos optar por un vientre plano y deshinchado existen varias opciones: la primera es practicar ejercicio de forma regular y una buena alimentación; y la segunda son trucos saludables que nos ayudarán a conseguir un vientre plano tanto a corto como a largo plazo. ¡Para unos mejores resultados, hay que combinar todo!

  1. Los NO del vientre plano. Lo primero a tener en cuenta para conseguir un vientre plano es evitar ciertos alimentos de nuestro menú diario. Por ejemplo, los chicles, las bebidas con gas, platos muy grasos o fritos, y alimentos como el brócoli, la coliflor o las coles de Bruselas, puesto que son propensos a producir gases y malas digestiones.
  2. Di SÍ a estas comidas. Como aliados nutricionales a la hora de conseguir un vientre liso exprés tenemos los lácteos sin lactosa que aseguran digestiones ligeras y combaten la hinchazón; el té negro que equilibra nuestros niveles de cortisol para luchar contra el estrés (el principal enemigo de un vientre plano saludable); el chocolate negro, que ayuda a una digestión pausada y es saciante; y los espárragos, los cuales contribuyen a un estómago menos hinchado por su poder diurético.
  3. Madruga y actívate temprano. Un estudio de North- Western Medicine concluyó que aquellos que se despiertan en torno a las 11 de la mañana tienden a consumir, de media, 250 calorías más, la mitad de fruta y productos frescos, y el doble de fast food que la gente que se levanta antes: tres prácticas que favorecen digestiones más lentas y que pueden inflar la zona abdominal. Una práctica no reñida con conseguir las reglamentarias y adecuadas ocho horas de sueño: todo es saber organizarse.
  4. Consejos de estilo. El truco más visual y motivador consiste en potenciar otras partes de nuestro cuerpo para lograr un efecto más simétrico, equilibrado y esbelto, a través de nuestra elección de ropa. Utilizar faldas, pantalones pitillo, y tops que dejen parte de los hombros a la vista crean un efecto armonioso y ayudan a aumentar el efecto “vientre plano”.
  5. Guiarse por los colores. Una regla muy fácil de recordar: cuanto más llamativo sea el color de una fruta o vegetal, más posibilidades tiene de tratarse de un alimento positivo para eliminar toxinas y deshinchar así el vientre.
  6. La postura lo es todo. Mantener la espalda recta contrarresta el “efecto michelín” que entra en conflicto con el vientre plano; pero además ayuda a eliminar la hinchazón. Un plus: los ejercicios respiratorios son uno de los básicos para mantener el vientre plano a largo plazo, y mantener la postura correcta es el primer paso para entrenar los músculos del abdomen.
  7. Tomarse tiempo en cada bocado. Otro buen consejo es ayudar al estómago y hacer que trabaje menos. Para ello, cuanto más procesada llegue la comida, más fácil será conseguir un vientre plano y absorber los nutrientes adecuados. Según un estudio de la universidad china de Harbin, lo ideal sería masticar cada porción hasta 40 veces.

El culo perfecto es posible

El culo es una de las partes del cuerpo que más complejos acapara: caído, plano, sin forma o con piel de naranja. Son múltiples las preocupaciones que surgen en torno a este músculo que además es ¡el que más cuesta tonificar de todo el cuerpo! Pero, ¿qué hay que hacer para tener una retaguardia diez? Los entrenadores de la Clínica Beiman de Barceló Montecastillo proponen tres soluciones en función del tipo de culo. Sentadillas y abdominales

  1. Culo caído. El más común de todos, la falta de actividad y de ejercicio han hecho de este un músculo vago que necesita reactivarse. ¿Cómo saber si se tiene este tipo de culo? Con la prueba del lápiz. Poniendo un lápiz debajo de los glúteos, si este se sujeta no cabe duda de que se tiene este tipo. ¿Las mejores armas para tonificarlo? Una esterilla, pesas y mucho ejercicio. - Pierna estirada. Con la pierna estirada derecha primero y a cuatro patas, hacer primero levantamientos de la pierna a dos velocidades. Primero lento durante 20 segundos y luego más rápido durante otros 20 segundos. Luego con la pierna estirada hacia arriba, hacer push y movimientos cortos mientras se aprieta el glúteo. Combinar ambas piernas. - Arcoiris. Arcoíris. A cuatro patas y con las pesas en los tobillos, empezar con la pierna derecha extendida y desplazarla de una lado a otro describiendo una semiesfera. Primero una pierna y luego otra, durante 20 segundos. -Media patada lateral. Con la suela del zapato hacia el techo, la rodilla orientada al suelo, realizar movimientos ascendentes y descendentes con la pierna flexionada durante 30 segundos.
  2. Culo Plano. El objetivo es dotar de volumen a los glúteos, ya que está sin ninguna forma. El llamado ‘culo melocotón’ inunda las redes sociales con imágenes inspiracionales que más de una vez hacen sufrir a las más acomplejadas. Pues ahora es posible tener un culo redondo y bien puesto gracias a estos tres simples ejercicios: - Sentadillas con Pesas: Las famosas sentadillas y sus maravillosos efectos son más que conocidos por todo el mundo. Pero si además se le añaden peso entre unos 2 o 4 kilos para principiantes o de 4 a 8 para intermedios, el centro de gravedad se ubicará en los talones y la fuerza de gravedad hará que el ejercicio sea más duro pero que tenga mejores beneficios. Realizar durante 40 segundos. - Cortesía: Como si de la corte de Luis XIV se tratar este movimiento de referencia al rey por parte de sus súbditos tiene múltiples beneficios. Mejora, tonifica y redondea la retaguardia, la clave está en trabajar todos los ángulos del músculo del glúteo. - Luna llena. Levantado los brazos sobre la cabeza y primero con una pierna dejarse caer hacia un lado con la rodilla flexionada. Los movimientos de suspensión, favorecen la tonificación y suspensión del glúteo. Realizar 20 repeticiones por cada pierna.
  3. Culo con volumen y cartucheras. La peor pesadilla de cualquier retaguardia, ese culo que de por sí no solo es atraído por la gravedad sino que cuenta con cartucheras a ambos lados para completar el pack. Por eso el mejor aliado para este tipo de culo es el cardio.
  • 0 1

  • (2 votes, average: 5,00 out of 5)
    Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *